Blogia
L a P e d r @ d a

Luis Báez, coautor de Los Disidentes: La revolución antes que el periodismo

Luis Báez, coautor de Los Disidentes: La revolución antes que el periodismo Hernán Cabrera M
2003-11-18


Luis Báez es uno de los periodistas de mayor peso en La Habana. Tiene 15 libros editados. Este año recibió la máxima distinción que se le otorga a un periodista, el Premio José Martí. Ejerce su profesión identificado plenamente con la revolución cubana.

- ¿Cómo surge este libro de denuncia sobre el papel que juega Estados Unidos en la política interior del régimen de Fidel Castro?

- El libro trae una cronología de las actividades que hizo el jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana complotando contra el gobierno de Fidel. Se trata de 12 agentes, supuestos disidentes, quienes eran de la seguridad cubana infiltrados en esos grupos. Mostramos fotografías, documentos y pruebas contundentes de la intromisión del gobierno de Bush.

- ¿Es un libro de investigación periodística?

- Es un libro con un periodismo de urgencia y de compromiso. Surge a raíz de la denuncia y difamación que nos hicieran sobre los 75 elementos mercenarios al servicio de los estadounidenses, proceso en el que el canciller cubano desempeñó un papel importante para desbaratar esta calumnia.

- ¿Es la primera vez que sale un libro con pruebas sobre la intromisión de Estados Unidos?

- Han salido otros trabajos sobre la penetración norteamericana. A lo largo de estos 40 años se ha estado denunciando este rol de Estados Unidos en los intentos de derrocar a la revolución cubana. Tengo otros libros donde demuestro 600 intentos claves para atentar contra la vida de Fidel Castro.

- ¿Cómo se asume el periodismo en un régimen socialista, como el de Cuba?

- Primero somos revolucionarios, luego somos periodistas. Todo lo que sea en beneficio de la revolución tiene nuestro apoyo y todo lo que está en contra de la revolución está contra el pueblo, y debemos combatirlo.

- Al asumir así el periodismo, ¿no se produce un conflicto de intereses?

- No hay conflictos, porque el periodismo visto de nuestro punto de vista está al servicio de los intereses del pueblo cubano. En otros lugares está al servicio de otros intereses, de empresas, del gobierno, o de otra índole, pero no al servicio del pueblo.

- ¿Qué quiere decir que primero es revolucionario, luego periodista?

- Primero están los intereses del país, luego los intereses del periodista.

- En ese escenario, ¿cómo se logra un equilibrio en el ejercicio periodístico?

- Sin dejar de ser periodista, se es revolucionario. Eres periodista pero eres revolucionario. Los intereses de la patria y de un pueblo que lleva ya 45 años de bloqueo por parte de los gobiernos de Estados Unidos. Frente a ello qué nos queda, tenemos que estar al lado de la patria, antes que el interés del periodismo, eso sin dejar de ser periodista, sin dejar de dar la información veraz, una buena entrevista, un reportaje amplio y plural. Tengo 15 libros de entrevistas que he realizado a diferentes personalidades mundiales, desde Omar Torrijos a Salvador Allende.

- El periodismo, más que una profesión, ¿es un compromiso?

- Es un compromiso en nuestro sistema, no estoy criticando a ningún otro, estoy hablando del otro, respeto a todos los demás. Fui formado en el periodismo capitalista, y ahora ejerzo mi opción.

- ¿Qué le puede decir a las críticas que dicen que en Cuba no hay libertad de expresión?

- ¿Qué es la libertad de expresión? ¿Ustedes en Bolivia tienen libertad de expresión? ¿En España hay libertad de expresión? ¿En España se critica al Rey? Entonces, ¿dónde está la libertad de expresión? Lo que existe es libertad de intereses, no de expresión. El presidente Mesa habló sobre la prensa en Bolivia que debe ser más responsable, más seria; son problemas internos, nosotros respetamos y exigimos que nos respeten.

- ¿Cómo entender la libertad de expresión en Cuba?

- Los parámetros nuestros son que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución nada.

- ¿Qué significa eso?

- Todo lo que vaya en contra de la revolución lo rechazamos y no tenemos por qué darle publicidad, eso sin dejar nosotros de criticar a la revolución, pero desde un punto de vista revolucionario. El cubano es muy crítico, ya que cuando hay algo mal hecho se critica, pero no deja de ser revolucionario.

- ¿Usted puede ejercer plenamente su libertad?

- Plenamente, como revolucionario y como periodista la ejerzo.

‘Fidel Castro es un devorador de periódicos’

El periodista Luis Báez cuenta que el presidente de Cuba, Fidel Castro, es alguien que lee muchos periódicos y desde muy temprano, todos los días, le gusta estar bien informado. Sus asesores le pasan un dossier de las principales noticias del día. “Fidel es un gran lector, un lector extraordinario. Es uno de los hombres más y mejor informados, lee diariamente todos los cables o noticias que le llegan a sus manos. Lee todo lo que le llega”, afirma.
Asegura que en Cuba las relaciones entre Fidel Castro y los periodistas son muy buenas, pero sin dejar de lado la actitud crítica que debe poseer todo periodista. “El Presidente es muy consciente del trabajo de los periodistas, le da mucho aliento a todos ellos”.
Para los periodistas, en Cuba no existe conflicto de intereses, entre apoyar la revolución y ejercer la actividad, ya que la ética de la profesión -en su perspectiva- es ejercer su condición de revolucionario. Ese es su compromiso. “El objetivo es defender mi patria y a la revolución de otros poderes. Estados Unidos hizo la censura más grande de la historia con la guerra contra Irak, ahí se jugaron las grandes cadenas norteamericanas por el imperio. La libertad de expresión es un pedazo de pan que tú la tiras por donde quieras y convenga a tus intereses y de acuerdo a la visión de cada gobierno”.

Perfil
• Nació en 1936 en La Habana (Cuba).
• Fue corresponsal de guerra durante la invasión en Playa Girón.
• Ha obtenido numerosos premios y distinciones. En 1993 recibió el Premio Nacional de Periodismo “José Martí” y un año después, el Premio Internacional “José Martí”.
• Ha publicado los siguientes libros: Guerra secreta de la CIA, Caminos de la victoria, A dos manos, Cambiar las reglas del juego, Los que se fueron, Los que se quedaron, Conversaciones con Juan Marinello, Secretos de generales, Preguntas indiscretas, Miami: donde el tiempo se detuvo, Absuelto por la historia, El mérito de vivir y Junto a las voces del designio.
• Ha cubierto varios viajes al exterior del Presidente cubano.

(Entrevista publicada a pagina completa el sábado 15 de noviembre en el El Deber diario editado en Santa Cruz con circulación nacional).

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres